Quince (Membrillo de flor)

edf
Fotografía tomada en Meñaka (Bizkaia) el 4 de marzo de 2018

Nombre botánico: Chaenomeles speciosa

Signatura: Es un arbusto de hoja caduca perteneciente a la familia de las rosáceas (Rosaceae). Las flores, que surgen en la primavera en las ramitas de segundo año, son blancas o rosas, con cinco pétalos.

Palabras clave: Dureza, rigor, conflicto entre el poder y el amar.

Arquetipo del ánima en su aspecto nutricio y protector.

Quince es una esencia floral adecuada para personas con dificultades para aceptar sus aspectos femeninos, personas duras incapaces de abrirse a la capacidad de amar y a la receptividad. Para quienes viven como polaridades antagónicas el amor y la fuerza. Para mujeres que niegan su femineidad como una manera de ser fuertes. Representa la femineidad en armonía, que acepta y vive su aspecto masculino sin endurecerse interiormente, también va bien para hombres que son excesivamente masculinos, y tratan todo lo considerado femenino como una manera de ser débil.

Esta flor desarrolla la fuerza y el poder positivo del amor y las cualidades femeninas. Equilibra el aspecto Yin de la personalidad. Nos enseña a reconocer nuestros aspectos nutricios, cálidos y tiernos como fortaleza interior.Quince_ Chaenomeles speciosa_20180203_175435_682

Desde el punto de vista clínico, puede ser útil para mujeres desgarradas entre el poder y el amor, para madres solteras con dificultades para aceptar su feminidad. En ambos sexos, cuando existe una dificultad en integrar los aspectos tiernos y afectivos en las relaciones. Propicia un acercamiento cariñoso sin temor a ser débil. Restaura la capacidad maternal y nutricia, y la confianza en el poder femenino. Útil para la frigidez. Trabaja activamente en casos de histeria fálico-narcisistas. Es la flor ideal para dar rienda suelta al deleite de ser abuela.

Desde el punto de vista energético, trabaja sobre el cuerpo emocional. Equilibra los chakras sacral, solar y corazón (segundo, tercer y cuarto centro de energía respectivamente).

PATRONES DE DESEQUILIBRIO: Dureza, rigor, incapacidad de recibir, disociación entre lo femenino y lo masculino.

CONDICIÓN POSITIVA: Amor, calidez, suavidad, capacidad de nutrir, permitirse sentirse débil.

AFIRMACIÓN: No hay poder más grande que el del amor, que reside en mi corazón.

Ir a la página de F.E.S. California

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s