Orquídea Sol

epidendrum-chioneum.jpg

Nombre botánico: Epidendrum chioneum

Signatura: Son plantas que pueden aguantar una gran diferencia de temperaturas de calor a temperaturas frías. Se caracteriza por unas grandes inflorescencias que llevan docenas de flores diminutas pero muy elaboradas. Pueden ser epífitas o litófitas, ocasionalmente de hábitos terrestres, tienen tallos secundarios comúnmente delgados o a modo de cañas. Hojas a menudo coriáceas y rígidas, generalmente articuladas. Inflorescencia terminal en racimo simple, algunas veces con muchas flores; sépalos y pétalos amarillos a menudo patentes y libres, los pétalos a menudo más estrechos que los sépalos; labelo con la uña aunada a toda la longitud de la columna, con una hendidura en el ápice.

Cristal: cuarzo rutilado

La acción energética de la esencia de la Orquídea Sol armoniza el tercer chakra (solar) y propicia el proceso de autosanación. Trabaja en la correcta alineación de los centros energéticos y la apertura que les permite recibir la energía solar. Ayuda a superar nuestro egoísmo natural y nos abre al amor universal.

La esencia de esta Orquídea que tiene sus raíces en la tierra se corresponde con el plexo solar, y armoniza el ego, equilibrándolo con las leyes cósmicas. Equilibra los aspectos YANG, masculinos, es muy útil para tratar cambios hormonales en los hombres, ya sea tomándolas de forma oral como tópica (se pueden echar las gotas en el ombligo).

Para tratar los conflictos en las relaciones de pareja puede usarse esta esencia en la mujer, mientras que el hombre puede tomar la orquídea Venus, que es la esencia YIN, femenina. Este tratamiento cruzado ayuda a comprender al complementario y despertar la empatía mutua.

Palabras clave: EQUILIBRIO, CONEXIÓN SOLAR, CARISMA.

A nivel energético actúa sobre el chakra solar (tercer centro, que nos conecta energéticamente con nuestro entorno y con los demás) y chakra corazón (cuarto centro, que rige el amor, la compasión y la bondad).

AFIRMACIONES: Permito que en mí brille, como una esfera dorada, mi sol interior. Formo parte del cosmos y me siento unida a él. Me permito irradiar energía y brillar.

Ir a la página de Orquídeas del Amazonas

Deja un comentario