Scleranthus (Escleranto)

scleranthus foto

Nombre botánico: Scleranthus Annuus

Signatura: Planta herbácea anual o bienal, de porte muy variable, con tallos de postrados a erectos, hojas opuestas, unidas en la base formando una vaina más. Flores verdes sin pétalos, reunidas en grupos. Sépalos más o menos iguales, agudos, y muy abiertos en la madurez. Estambres mucho más cortos que los sépalos. Florece de marzo a septiembre. Es una pequeña flor que crece como un rastrojo en suelos arenosos y pedregosos, o mezclada en los pastizales, que al no poseer pétalos visibles, se confunde con el follaje. Esto le confiere a la planta un aire de indecisión por salir.

Palabras clave: incertidumbre, indecisión entre dos opciones, inestabilidad emocional

Del arquetipo de la dualidad, en el sentido de ambivalencia, de alternar entre dos estados opuestos entre sí.

Scleranthus es para personas muy proyectadas, a las que los estímulos externos les invaden y, si son contradictorios, llegan a confundirlos. Les cuesta decidir entre dos posibilidades. A pesar de su indecisión, no suelen pedir consejo a los demás. Está indecisión les lleva a perder algunas oportunidades interesantes.

Esta flor se asocia al signo astrológico de Libra, representado por la balanza, con los dos platillos uno a cada extremo de la misma. En realidad, es útil para los nacidos con la luna en Libra. Una de las características de Libra es la indecisión, pues un carácter que evita la confrontación y duda al elegir, porque no quiere perder ninguna ventaja al escoger, lo cual ocasiona que al tratar de evitar tomar la decisión errónea, se paralice. Existe un miedo a tomar decisiones, por lo que prefiere vivir en la ambivalencia.

También es la flor caracterológica del eneatipo 4, el más emocional e hipersensible, con poca capacidad para canalizar de forma armónica sus sentimientos y evitar que se le desborden. Pertenece a los 12 sanadores y al grupo II, el de la Incertidumbre.

Scleranthus trata la inestabilidad interior, es útil cuando el individuo posterga una decisión entre dos opciones por su falta de resolución, y debido a ello, se expresa con cambios de humor y falta de equilibrio y se manifiesta veces con conductas incoherentes y alternantes como pasar de estar muy alegre a estar deprimido. La ciclotimia, la indecisión, la duda al tener que optar por un camino en una bifurcación, son cosas que desgastan las energías y disminuyen la vitalidad del ser humano. Bach encontró la relación entre estos estados y los problemas físicos que acarrean: estados extremos en el ánimo como, por ejemplo, sentir una gran tristeza y luego, euforia.

Esta esencia ayuda a centrarse para elegir el camino adecuado, aporta decisión, proporciona estabilidad emocional para seguir los consejos de la propia voz interior. Es la flor estabilizadora y de la determinación, y tiene un importante papel a la hora de normalizar y equilibrar dos órganos entre sí, y para todo lo que tenga que ver con periodicidad y oscilación, por lo que ayuda a personas sensibles a los cambios climáticos.

Dentro de los grupos en los que clasificó Bach su sistema, Scleranthus se encuentra en el grupo II, el de los remedios para los que sufren de Incertidumbre.

“Para aquellos que sufren mucho por su incapacidad por decidir entre dos cosas, inclinándose alternativamente por una y por otra. Por lo general, son personas calladas que soportan solas sus dificultades, porque no siempre se sienten inclinadas a comentarlas con los demás”.

Edward Bach. Los doce curadores y otros remedios.

Desde el punto de vista físico, trabaja la vulnerabilidad provocada por la inestabilidad emocional como: vértigos, mareos, inestabilidad en el caminar, inseguridad en los movimientos, aturdimiento, temblores, vómitos, cambios rápidos de estado de ánimo, pérdida del equilibrio, etc. Se utiliza también para el síndrome premenstrual (tristeza, hipersensibilidad, irritabilidad…). Es muy útil para cualquier trastorno en los ciclos biológicos (sueño- vigilia, ciclos menstruales y para algunos trastornos metabólicos que obedecen a ritmos biológicos ). Es la flor ideal para los vértigos.

A nivel energético, equilibra los chakras tiroideo y corona (quinto y séptimo centro de energía respectivamente).

PATRONES DE DESEQUILIBRIO: Vacilación, indecisión, confusión, duda entre dos opciones, inestabilidad emocional, cambios repentinos de estado de ánimo.

CONDICIÓN POSITIVA: Resolución interna, capacidad de decisión, poder de actuar desde el propio convencimiento, desde la certeza interior.

AFIRMACIONES: Escucho mi voz interior y sigo mi intuición. Decido con consciencia, con la mente clara y sin temor a equivocarme. A lo largo de mi camino, elijo la ruta a seguir en cada momento, y avanzo en mi evolución.

COMPARATIVA: Se parece a Jacaranda del sistema floral australiano de Bush, que también trata la dispersión y es útil para personas cambiantes e  indecisas, estimulando la capacidad de decisión, el centramiento y la claridad mental.

Ir a la página de Flores de Bach

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s