Hornbeam (Carpe, Hojarazo)

hornbeam (carpe)

Nombre botánico: Carpinus Betulus

Signatura: Es un pequeño a mediano árbol con un tronco sinuoso perteneciente a la familia del Abedul (Betulaceae). La corteza es gruesa, verdosa grisácea, se parece a la del haya, pero tiene a menudo costillas. Las hojas son alternas, con prominentes venas y márgenes serrados que se parecen a las del olmo, aunque simétricas. Los amentos (flores colgantes) aparecen en mayo después de las hojas. Las flores masculinas y las femeninas nacen por separado en grupos colgantes en primavera. Las primeras para facilitar la dispersión del polen por el viento.  El fruto es una pequeña nuez parcialmente envuelta por trifoliolos que madura en otoño. Las semillas frecuentemente no germinan hasta la primavera del segundo año después de la siembra. Es un prolífico semillero y tiene una vigorosa regeneración natural. La madera es pesada y dura, es usada para herramientas y material de construcción.

flor femenina carpe Hornbeam

Palabras clave: cansancio psicológico, desgana

Del arquetipo de la vitalidad, en el aspecto de energía y empuje para pasar a la acción.

Hornbeam para aquellos que tienen la sensación de agotamiento y cansancio antes de que se haya realizado algún esfuerzo. Es para quienes tienen el síndrome del lunes por la mañana, pero todos los días, dudan de que vayan a poder con la jornada, aunque luego realmente sí pueden con ella. Hay una resistencia interior a comenzar una actividad que supone un esfuerzo. Pero tiene más que ver con lo cotidiano, es cansancio de la rutina diaria, es resistencia mental y estrés.

Las tareas cotidianas se vuelven aburridas y pesadas cuando hay resistencia a hacerlas, cuando se rehuyen y se postergan. Por eso, Hornbeam es conveniente para la persona que tiende a posponer sus obligaciones y las acumula. Prefiere dejar las cosas para otro momento porque se siente cansado, aunque no haya un motivo real para ello. Después, el trabajo acumulado le produce una sensación de culpa y el agotamiento se incrementa. Realmente las energías físicas no están agotadas, sino dormidas, ya que sí tiene fuerzas y ganas para realizar otro tipo de tarea diferente a las rutinarias, sólo le falta motivación. También es de ayuda para quienes les cuesta levantarse y afrontar el día que comienza, para quienes necesitan estimulantes como el café para desperezarse,  y para no quedarse en la cama evitando las responsabilidades.

Esta esencia ayuda a poner en marcha esa vitalidad escondida dentro del cuerpo. Es la batería que carga e impulsa nuestra energía, es la capacidad de disponibilidad. Despierta la voluntad de hacer y de “arrancar”. Fortalece el impulso de la acción ayudándonos a ser más participativos en la vida cotidiana. Nos reconecta con el placer de hacer. Y por eso que activa el sistema inmunológico. Es como un torbellino interno que nos da una razón para querer estar mejor. Es la fuerza que nos permite afirmar: “Hoy es primer día del resto de mi vida”.

“Para aquellos que sienten que no tienen suficiente fuerza mental o física para soportar la carga de la vida. Los asuntos les parecen demasiado pesados para llevarlos a cabo, aunque generalmente cumplen con éxito sus tareas. Es el remedio indicado para quienes creen que necesitan fortalecer alguna parte de la mente o del cuerpo para poder terminar con mayor facilidad su trabajo”.

Edward Bach. Los doce curadores y otros remedios.

Dentro de la clasificación del sistema del doctor Bach, pertenece al grupo II: Incertidumbre.

Desde el punto de vista físico, como hemos dicho, activa el sistema inmune, también es útil para tratar la fibromialgia.

A nivel energético, ayuda a reequilibrar los centros mental, emocional y motor. Libera la sobrecarga mental y refuerza el emocional (motivación) y el físico (acción). También actúa sobre el chakra corazón.

PATRONES DE DESEQUILIBRIO: Fatiga mental, dudas sobre la capacidad para cumplir con las tareas del día, fundamentadas a menudo por la rutina, el aburrimiento y la falta de alicientes. Sólo de pensarlo, sienten que no serán capaces de enfrentarse a los deberes cotidianos. Pereza, laxitud mental.

CONDICIÓN POSITIVA: Aporta energía, entusiasmo e interés por lo cotidiano. Se espera el día como una agradable nueva experiencia en lugar de un trabajo odiado. Hacer frente al trabajo diario con energía y la mente clara y fresca. Espíritu vivo.

AFIRMACIONES: Cada nuevo día es un regalo de la vida, listo para que lo estrene. Cada día me trae una experiencia para que la viva con ojos nuevos, con la mente clara y con entusiasmo.

Ir a la página de Flores de Bach

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s