Cocoa (Flor del Cacao)

IMG_20180601_182813
Fotografía tomada en Monteverde (Costa Rica) el 1 de junio de 2018

Nombre botánico: Theobroma Cacao

Signatura: es una planta de hoja perenne de la familia de las malvas (Malvaceae) que crece de manera silvestre en la cuenca del Amazonas. Theobroma significa, en griego, «alimento de los dioses». Los antiguos pobladores de Mexico lo consideraban un árbol divino. La palabra cacao (originalmente pronunciada kakawa) parece estar relacionada con el idioma mixe-zoque que era la lengua que, según se teoriza, hablaban los olmecas. Es un árbol que necesita de humedad y de calor. Es de hoja perenne y siempre se encuentra en floración, crece entre los 5 y los 10 metros de altura. Requiere protección del sol directo (crecen al resguardo de otros árboles más grandes como cocotero y bananero), protección del viento y un suelo rico y poroso. Hojas grandes, alternas, colgantes, elípticas u oblongas, de punta larga, ligeramente gruesas, margen liso, que cuelgan de un pecíolo. El tronco generalmente es recto, las ramas primarias se forman en verticilos terminales con tres a seis ramillas y al conjunto se le llama “molinillo”. Es una especie cauliflora, es decir, las flores aparecen insertadas sobre el tronco o las viejas ramificaciones. Tiene corteza de color castaño oscuro, agrietada, áspera y delgada. Las flores aparecen en racimos a lo largo del tronco y de las ramas,  de color rosa, púrpura y blanco en forma de estrella. La flor del cacao florece desde el tronco y las ramas más viejas del árbol. No hay ramas intermedias. Esto revela la inseparable relación entre las flores y el árbol madre. Aunque esta conexión de árbol a flor existe en todos los árboles en flor, es más palpable en el cacao. 

Palabras clave: sentir la propia divinidad, sentirse uno con la creación, con la madre Tierra.

Cocoa es para quienes sienten que la vida está llena de obstáculos, para momentos en los que sentimos que el camino de la vida es arduo y encontramos muchas dificultades para avanzar y conseguir nuestros anhelos. Para cuando nos sentimos solos y sin ayudas ante los retos de la vida, creemos que el camino es muy difícil, porque no vemos nuestro propio potencial creador y no sentimos nuestra conexión con el universo.

398px-Cacao_Flor

Esta esencia floral permite aceptar que el camino de la vida puede ser fácil y alegre, que el universo siempre nos está tratando de otorgar dones y bendiciones y regalos cuando estamos abiertos a recibirlos. Nos ayuda a eliminar obstáculos, intermediarios o cualquier cosa que interfiera con nuestra experiencia del yo como uno con la vida. Ayuda a dar el fruto de propia divinidad aliviando nuestro corazón. También ayuda a encontrar la dulzura que buscamos fuera dentro de nosotros mismos.

El vínculo directo entre las flores de cacao y el tronco de la madre sugiere la sabiduría regenerativa de esta esencia que nos ayuda a mantenernos conectados con nuestro espíritu jovial, y por lo tanto, seguir siendo jóvenes a cualquier edad.

Desde el punto de vista físico, ayuda a que muchas partes del cuerpo pueden tener una una menor sensibilidad en áreas de lesiones y dolor. Al disminuir la sensibilidad excesiva, el cacao es útil para las alergias estacionales. También es un regenerador celular, ya que ayuda a sintonizar con las vibraciones de las células madre. También equilibra el metabolismo y ayuda en la adicción a los dulces y al chocolate, pues permite encontrar la dulzura en el propio interior.

A nivel energético, actúa sobre los chakras corazón y corona (cuarto y séptimo centros de energía).

PATRONES DE DESEQUILIBRIO: dificultades, obstáculos, sentir el camino de la vida lleno de esfuerzos, amargura, no sentir la conexión con la madre tierra.

CONDICIÓN POSITIVA: Dulzura, alegría, confianza en la vida, unidad con la creación, jovialidad.

AFIRMACIONES: Abro mi corazón hacia aquello que deseo, lo inundo de amor, y siento como se crea en el universo. Visualizo un cordón de luz desde mi chakra corona hasta la mi conciencia de luz (que es lo mismo que mi ser superior) mientras abro mi corazón y envío amor a lo que anhelo. Con alegría y dulzura me abro a recibir lo que la vida me da.

Ir a la página de Esencias de Nueva Generación

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s