Equinoccio de Marzo

Actualizado el 18 de marzo de 2021

IMG_20190316_143104.jpg
Fotografía tomada en Meñaka (Bizkaia) el 16 de marzo de 2019

En marzo, tras tres meses en los que la duración de la luz diurna crece paulatinamente, sucede el equinoccio, y por fin, el tiempo diurno iguala al de las noches. A partir de ese día, en que la primavera comienza en el hemisferio norte, el sol se alinea con el ecuador de la tierra y su luz baña la tierra durante las mismas horas que la oscuridad nos arropa en la noche. Día y noche se equilibran armónicamente.

El equinoccio marca el inicio del año nuevo astrológico, con la entrada en el signo de Aries, regido por Marte, que se caracteriza por la vitalidad y una gran iniciativa, asociado al elemento fuego y al comienzo de la vida. En la naturaleza, todo vuelve a resurgir tras el invierno. La vida despierta de nuevo tras el letargo invernal, los árboles se llenan de nuevos brotes, los animales crían a sus retoños, los arroyos bajan crecidos de las montañas tras el deshielo y las flores se diseminan, inundando de colores los prados.

oznor

Fotografía tomada en Bilbao (Bizkaia) el 5 de marzo de 2019

Las tierras del norte viven una fiesta de color: luminosa, vibrante y llena de esplendor. La vida se despliega con fuerza y vitalidad, mostrándonos con su diversidad, todas las facetas de su luz diamantina. La Madre Tierra se despereza y despliega su poder creador: nutricia, expansiva, amorosa.

Aunque esto es sólo en el hemisferio norte, donde nace la primavera, el equinoccio representa una dualidad luz-oscuridad, que tiene su complemento en el hemisferio sur, donde finaliza el ciclo natural dando paso al reposo otoñal de la naturaleza.

¡Bienvenida, primavera! Comienza un nuevo ciclo solar, despierta un nuevo año!

Ciclamor abril 2013
Fotografía tomada en Meñaka (Bizkaia) la primavera de 2013

Deja un comentario